All for Joomla The Word of Web Design

Comunidad de Boquerones acorrala al nuevo coronavirus (+Fotos)

0-11-boquerones-1.jpg

Sancti Spíritus, 11 oct (ACN) Cuando el siete de octubre el doctor Francisco Durán informaba en su parte diario nacional dos casos positivos a la COVID-19 en La Sierpe, ese municipio de la provincia de Sancti Spíritus ya había extremado las medidas y acorralado tanto al virus que hasta hoy NO se reportan más enfermos.

Casi un mes después del rebrote del SARS-CoV-2 en el territorio espirituano se volvían a encender las alarmas en la sureña localidad; aunque a decir verdad allí nunca se bajó la guardia y mucho antes de la confirmación, aislaron a cuanto contacto o sospechoso apareció.

Boquerones fue, hasta ese momento, una comunidad que creció a un costado de la carretera que enlaza a la capital provincial con uno de los emporios arroceros del país; desde entonces, acapara todas las miradas del municipio: 97 viviendas y casi 300 personas tienen restricción de movimiento luego de detectar los dos casos.

Si en algo coinciden el delegado de la zona, el médico, las enfermeras y hasta los propios pobladores es en la disciplina que prima más allá de las cintas amarillas: acostumbrados a levantarse mucho antes de que amanezca, a esperar el sol en las plantaciones, ahora los lugareños permanecen puertas adentro.

Según refieren todos también, en Boquerones NO han faltado el pan, la leche, las viandas, la carne, las medicinas, el agua -una de principales problemáticas del asentamiento- y hasta el café para quienes desde hace varias jornadas apenas duermen.

De acuerdo con Carlos Alberto Cruz, delegado de la zona, y la doctora Lídice Ibarra, directora municipal de Salud, al tratarse de una población un tanto envejecida se ha priorizado su atención; quienes han necesitado algún fármaco se les localiza rápido, se les facilitan alimentos elaborados, apuntaron a la ACN.

Al decir de José Esteban Rodríguez, el galeno que junto a tres enfermeras ausculta al detalle la salud de cada casa, la población desde el punto de vista clínico y epidemiológico se mantiene estable y existe mucha cooperación por parte de las familias.

Ataviados con los medios de protección y sin descuidar un detalle, llegan hasta la más aislada de las viviendas, empeño que reconocen igualmente lugareños como Orlando Guerra, el mensajero en tiempos de COVID-19.

Y mientras los días transcurren, en Boquerones -como en toda la localidad sierpense- se sigue acorralando al nuevo coronavirus, sobre todo si se tiene en cuenta que la provincia de Sancti Spíritus prosigue con una compleja situación epidemiológica y una de las tasas de incidencia por cada 100 mil habitantes más elevadas de la Isla.

0-11-boquerones-2.jpg

0-11-boquerones-3.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar