Servicios de gastronomía y comercio en La Habana velan por la seguridad y disponibilidad de ofertas

1109-comercio.jpg

La Habana, 6 oct (ACN) La Habana, dentro de las medidas de flexibilización adoptadas para esta nueva etapa, ofrece al público la posibilidad de asistir a los centros de comercio y gastronomía, por lo que se han reforzado las medidas de seguridad y se garantizan los recursos necesarios.

Idalmis Martínez Pérez, directora de la Unión de Empresas de Comercio y Gastronomía de La Habana, explicó hoy en el programa informativo Mesa Redonda que se han tomado medidas de carácter general como contar con solución clorada a la entrada de los locales y pasos podálicos.

Además, se realizan pesquisas a todos los trabajadores de las unidades habaneras al comenzar el horario laboral con el fin de detectar si presentan algún síntoma, y se les hace de manera visual a todos los clientes; la directiva recordó la importancia de cumplir con este paso para evitar que personas con síntomas se encuentren trabajando.

Resaltó que aún en la capital está vigente el Decreto 14, donde se estipulan las multas para aquellos directivos que permitan la asistencia a los centros laborales de personas con síntomas respiratorios.

En los restaurantes y centros donde se ofrecen servicios se mantiene constante la limpieza de superficies, asimismo cada vez que se culmina una rotación se hace una limpieza exhaustiva de las mesas, explicó.

Se mantiene el servicio de comida para llevar en los 153 Sistemas de Atención a la Familia, puesto que se ayuda con ello a personas vulnerables, y se incrementa la comida para llevar de línea económica, que ha sido muy aceptada con productos como potaje, arroz y huevos.

Martínez Pérez instó a mantener donde sea posible la entrega a domicilio, sobre todo en aquellos lugares donde la capacidad en las cocinas permita el servicio en el local y el de domicilio.

Los restaurantes y cafeterías funcionarán al 50 por ciento de capacidad, con dos clientes por mesas, así mismo en heladerías como en parques de diversiones, aclaró.

Las piscinas abrirán al 30 por ciento, mientras que los centros nocturnos se mantienen cerrados, y solo prestarán servicios las cafeterías de estos establecimientos para ventas ligeras, o para llevar y no se alquilan los lugares para fiestas.

Se restablece el horario de las bodegas, carnicerías y mercados, se asegura la canasta básica familiar normada, se mantiene la comercialización de hipoclorito, así como la venta controlada del aseo por composición de núcleo.

En esta etapa abren también las unidades cooperativas y de arrendamiento, y las áreas de concentración de trabajadores por cuenta propia trabajando al 50 por ciento los trabajadores en días alternos.

Martínez Pérez destacó que se mantiene la venta en todas las placitas, mercados estatales y puntos de venta de la agricultura.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar