All for Joomla The Word of Web Design

COVID-19: En Cuba, como en el mundo, la edad de contagio se ha “corrido”

2009-cuba-covid.jpg

 
La Habana, 20 sep (ACN) Análisis estadísticos recientes confirman que, tal como viene sucediendo a nivel global, en Cuba la media de edad de la población contagiada con la COVID-19 ha disminuido en relación con el inicio de la pandemia, en marzo de este año.

El boletín Infopob, a cargo de especialistas del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) de la Universidad de La Habana y esta vez enfocado en el tema de esta peligrosa enfermedad, recoge valoraciones a partir de datos que no admiten dudas: la edad de los infectados por SARS-CoV-2 ha ido corriéndose y cada vez son personas más jóvenes quienes impulsan la propagación hasta sin saberlo, pues muchos son asintomáticos.

Un análisis de las medidas de tendencia central de la edad de los casos positivos evidencia que la media, desde el comienzo de la pandemia en Cuba hasta el dos de julio (fecha en que fueron diagnosticados los últimos casos antes de entrar La Habana en la fase uno de la recuperación), era de aproximadamente 44 años.

Otra mirada a los números, en el periodo que media desde entonces hasta inicios de septiembre indica que ese mismo valor es ahora de aproximadamente 40 años.

Se constata así un rejuvenecimiento del perfil de los enfermos de cuatro años menos en ese segundo periodo, que coincide con el rebrote acontecido en los meses de julio y agosto, de modo que la media actual de la COVID-19 en Cuba hasta el dos de septiembre es de 42,5 años de edad.

Casi la quinta parte de la población cubana (18,88 por ciento) tiene de 15 a 29 años de edad y es la juventud un grupo sociodemográfico con más hombres que mujeres y ciertamente heterogéneo, pues muchos aún permanecen estudiando, otros se han insertado en el mundo laboral, hay quienes están buscando trabajo y una parte menor no tiene vínculo estudiantil ni laboral.

Al analizar el comportamiento de los segmentos poblacionales por edades desde el 11 de marzo hasta el dos de septiembre en Cuba, los datos muestran al grupo de 30 a 44 años como el de mayor tasa de incidencia, seguido por el de los jóvenes y, en tercer lugar, el de 45-49 años.

La tasa de incidencia del grupo de 15 a 29 años es de alrededor de 43 por cada 100 mil habitantes, explica el informe del CEDEM.

Añade que una caracterización por edades de las personas enfermas, muestra que el 28,86 por ciento pertenece al grupo de 45-59 años; el 23,56 por ciento, al grupo de 30-44 años, y poco más de la quinta parte (21,86 %), al de 15-29 años, lo cual permite constatar el desplazamiento de la pandemia hacia los menores de 60 años.

Un análisis por sexo indica que los hombres enferman más que las mujeres, pero no sucede exactamente así en todos los grupos etarios, pues aunque son mayoría en los de 0-14, 30-34, 60-74 y 75-84, en los grupos de 15-29, 45-59 y más de 85 años, son las mujeres las que más se contagian.

Varias son las hipótesis al respecto, entre estas los roles estereotipados y patriarcales que asumen las mujeres en el cuidado de niños y ancianos, y el aumento del número de féminas al frente del hogar, todo lo cual implica mayor movilidad para la búsqueda de alimentos y otros medios y recursos para el cuidado y la manutención de la familia.

A lo anterior hay que añadir la gran presencia de las féminas en sectores imprescindibles de la producción y los servicios, lo que conlleva también movilidad y contacto social, aunque solo un estudio con enfoque de género podrá propiciar un acercamiento a estas posibles causas o develar otras.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar