All for Joomla The Word of Web Design

Precisa mayor control situación epidemiológica en Artemisa

0-15-artemisa-control.jpg

Artemisa, 15 sep (ACN) Nuevos casos positivos a la COVID-19 y el aumento de las arbovirosis complejizan el entorno epidemiológico de Artemisa, por lo cual la dirección del Consejo de Defensa Provincial (CDP) insiste en el incremento de las medidas de control para frenar esta situación.

Gladys Martínez Verdecia, presidenta del órgano de dirección, enfatizó que debe intensificarse la pesquisa como mecanismo ante la COVID-19, lo que permitirá detectar, aislar y tratar a la mayor cantidad de personas necesarias a tiempo, cortar las cadenas de transmisión y evitar nuevos contagios, sobre todo en Candelaria, San Antonio de los Baños y San Cristóbal donde se registran nuevos casos del virus.

Añadió que como parte de los protocolos establecidos contra esta pandemia en el territorio, que ya registra 357 positivos a la enfermedad, se determinó, con la aprobación del Grupo Temporal Nacional, el cierre del evento de transmisión local en la Empresa de Construcción y Montaje (ECM) Mariel, pero manteniendo las medidas establecidas para algunas zonas de este municipio.

Según datos ofrecidos en el CDP se constata un aumento de los casos febriles y de focos activos del mosquito Aedes aegypti, la existencia de 169 salideros y 129 microvertederos, de ahí el llamado de Ricardo Concepción Rodríguez, vicepresidente del órgano, de intencionar el control de vectores en áreas conocidas de alto riesgo para evitar complicaciones paralelas a la COVID-19.

En ese sentido, comentó el también Gobernador, se impone la necesidad de mantener una estricta vigilancia sobre las 26 personas reportadas con fiebre en ocho de los 11 municipios, lo cual demuestra una gran dispersión, el tratamiento focal adulticida y el seguimiento de las demarcaciones con mayor infestación y riesgo de reinfestación.

De acuerdo con Yanelis Amador Borrego, jefa del subgrupo de Salud del CDP, se registra el deceso de 20 bebés hasta la fecha, con una tasa de 6,1 por cada mil nacidos vivos, una cifra que refleja el apremio de intensificar el trabajo de las autoridades, sobre todo en Mariel, Artemisa, Bahía Honda, Bauta y Caimito.

Amador Borrego precisó que se requiere mejorar el funcionamiento de los hogares maternos, incrementar la permanencia de las embarazadas en estas instituciones, sobre todo en la cabecera provincial, y tratar cada caso con la sensibilidad que se merece uno de los programas más humanos del sistema cubano de salud.

Teniendo en cuenta estos indicadores, refirieron las autoridades del CDP, se requiere que todos los involucrados en el programa Materno Infantil sean capaces adoptar decisiones acorde a las condiciones sanitarias actuales y que cada persona cumpla con la responsabilidad que le corresponde, sin utilizar evasivas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar