All for Joomla The Word of Web Design

¿Se puede controlar el incremento de casos de COVID-19 en La Habana?

1008-modelos-matemáticos-coronavirus.jpg

 
La Habana, 10 ago (ACN) El profesor Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana (MATCOM), acaba de publicar en su perfil de Facebook las predicciones del posible avance de la COVID-19 en Cuba que, basándose en los datos actuales, muestran un acelerado rebrote.

“La curva no es nada halagüeña, pues pronostica un crecimiento rápido de los casos confirmados y, consecuentemente, de los casos activos”, dice el propio decano en su publicación.

Esta situación en Cuba es similar a la de muchos países que enfrentan actualmente el rebrote, debido a que no existe aún una cura definitiva para la enfermedad ni una vacuna específica que evite el contagio.

La herramienta Covid19CubaData, muestra, para comparar con la Isla, los indicadores de todos los países que han reportado casos y hay algunos cuyas situaciones son muy similares a la que vive Cuba, como es el caso de Japón, sede de los Juegos Olímpicos que debieron ser pospuestos para 2021 por la crisis sanitaria.

La isla japonesa de Hokkaido, reportaba a mediados de marzo alrededor de uno o dos casos por día, por lo que las autoridades locales levantaron las restricciones el día 19 de marzo, y 26 días después no solo tuvieron que volver a decretar cuarentena, sino que las cifras de Japón en general se volvieron alarmantes por los indicadores de esta localidad.

Ahora la nación asiática muestra cifras tan preocupantes que el matemático Yudivián Almeida, profesor de MATCOM, ha dicho en Twitter que es posible que, si no aparece pronto la vacuna, los Juegos Olímpicos tampoco puedan realizarse el próximo verano.

El sitio EndCoronavirus.com lleva desde hace meses una estadística en la que publica los países cuyas curvas demuestran que han superado la pandemia, que están cercanos a hacerlo o que necesitan ayuda e intervención de las autoridades por cifras preocupantes.


El proyecto investigativo, llevado a cabo por New England Complex System Institute (NECSI), ubicaba a Cuba en mayo entre los países que estaban ganando la batalla contra la enfermedad por el uso de métodos como el cierre de emergencia de las zonas más afectadas, el diagnóstico masivo, el rastreo y aislamiento de contactos o la efectiva respuesta médica.


Tres meses después, el sito ha sido actualizado, y Cuba no aparece ni siquiera entre los países que están cercanos a vencer, sino que la nación caribeña se reporta como uno de los lugares que necesitan acciones inmediatas.

Esto se debe a que la curva actual casi alcanza en su acumulado de casos activos a lo que fue considerado el pico de la enfermedad y en la última fecha se reportó el mayor número de casos en un día en Cuba: 93.

De estos, 10 provienen del exterior, y esa cifra aporta al total casi contantemente en los últimos días, debido a que muchos cubanos que habían quedado varados en el exterior han estado llegando en vuelos humanitarios en fechas recientes.


Sin embargo, el resto de los casos que han ido apareciendo son autóctonos, y hasta el último parte existen 390 pacientes de los que no se conocía la fuente de infección al momento del diagnóstico.

Otra cifra que preocupa a las autoridades sanitarias del país son los asintomáticos, pues el número en Cuba de estos casos es alto siempre, si bien son buenas noticias para el paciente, el hecho es un agravante para la situación epidemiológica, pues estas personas suelen considerarse sanas y son propensas a esparcir la enfermedad.

El principal foco de la enfermedad es la capital, donde los últimos días han aparecido decenas de casos, si bien la tasa de incidencia más alta es la de la provincia de Artemisa, pues un foco en el municipio Bauta resultó en varias personas de ese territorio confirmadas con el Sars-Cov-2.

Ha llegado un momento crítico del enfrentamiento a la COVID-19 y ya las autoridades han comenzado a actuar en consecuencia, pues desde el día 8 de agosto se están tomando medidas más severas con La Habana, retirando en esta provincia la Fase 1 de la recuperación.


Lo cierto es que la situación es alarmante y el rebrote, previsto por los expertos para noviembre se ha adelantado con mucha más fuerza de la esperada.


Pedro Más, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Higiene y Epidemiología, había explicado en caso de rebrote que las cifras de confirmados podía resultar más baja, pero no se debía subestimar.

Ahora, la realidad superó los pronósticos con números que crecen, sin embargo, el decano de MATCOM también dijo que los números futuros podrían variar favorablemente si todos cumplimos tres medidas esenciales: usar el nasobuco correctamente, cuidar la higiene de las manos y mantener el distanciamiento social.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar