All for Joomla The Word of Web Design

Sábanas blancas en balcones: banderas para Eusebio Leal

0108-eusebio22.jpg

La Habana, 1 ago (ACN) Esta capital amaneció con sábanas blancas en balcones y azoteas, como tributo del pueblo habanero al hombre que tanto la amó e hizo por ella, el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.

Propongo que toda La Habana ponga sábanas blancas en sus balcones, compartió el trovador cubano Ariel Díaz en redes sociales, y así sucedió, en una suerte de luto blanco como homenaje a Leal, fallecido este viernes a causa de una penosa enfermedad.

La iniciativa se hizo viral, los medios de comunicación invitaron a su puesta en práctica y las redes sociales se llenaron de imágenes; un homenaje espontáneo con sábanas, cubrecamas o manteles blancos colgados en los balcones, y en uno de ellos se lee el letrero “Gracias Eusebio”.

Esas sábanas blancas colgando hoy en los balcones son el más espontáneo, profundo, popular, sincero y fiel homenaje a tu obra. Y son también banderas que ondean en tu Habana, para siempre, por ti, tuiteó Omar Valiño, director de la Biblioteca Nacional José Martí.

Aunque la idea de usar esa suerte de banderas nació de Ariel Díaz, el simbolismo de las sábanas blancas viene de la popular canción del cantante cubano Gerardo Alfonso, cuya letra expresa el amor a esta ciudad y los lazos espirituales que la unen al pueblo.

Eusebio dedicó su vida a la restauración y rescate de la memoria patrimonial de La Habana, en una labor apasionada y reconocida por todos los cubanos, pero también mundialmente, por lo que al pasar los años su obra no será opacada ni quedará olvidada en enciclopedias y libros.

Hoy hasta las 12 de la noche, el país se encuentra en duelo oficial, decretado por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien también en más de una ocasión expresó su pesar por el deceso de Leal.

Celebremos su maravilloso paso por la vida, demasiado breve para quienes le quisimos por su obra y por sí mismo. Hay que seguir por sobre esas huellas, la paciente e infinita labor de salvar el patrimonio de nuestra Cuba a la que tanto amó y consagró su vida, escribió el Presidente.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar