All for Joomla The Word of Web Design

Eusebio Leal, en la memoria de Holguín, de la isla


0912-eusebio leal.jpg

Holguín, 1 ago (ACN) Cuba despertó este viernes con la triste noticia del fallecimiento del reconocido intelectual e historiador de La Habana Eusebio Leal Spengler, luego de luchar contra la enfermedad que lo aquejaba hace algún tiempo.

Como batallador incansable, aun en ese estado, Eusebio se sobreponía ante cualquier dolencia y se le veía trabajando; gracias a ese empeño se debe una gran parte de la labor de rescate desarrollado en el centro histórico de su querida Habana.

Merecedor de disímiles e importantes premios y reconocimientos dentro y fuera de Cuba, Eusebio Leal mantuvo una estrecha relación con Holguín, donde tiene amigos y seguidores de su obra, especialmente como conferencista y jurado en eventos como el Memoria Nuestra, en las Romerías de Mayo y el Congreso de Pensamiento, en la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que se realiza cada octubre.

En ellos compartió su savia, su verbo firme y encendido y se preocupó por ser escuchado, sobre todo, por las más jóvenes generaciones, por lo que la Asociación Hermanos Saíz le otorgó el Premio Maestro de Juventudes, su máxima distinción.

Entre esos bisoños creadores estaba Alexis Triana, hoy presidente de honor de las Romerías de Mayo, quien posteó, cuando conoció la noticia, una imagen del año 1997 en blanco y negro donde se ve a un Leal enérgico explicando, escribe Triana, todo lo que hacía y soñaba más allá de La Habana Vieja.

Ese año Eusebio impartió, en el Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra, la conferencia inaugural “Divagaciones. Preservación del patrimonio y nuestras raíces”, pero no fue su última vez en el Festival Mundial de Juventudes Artísticas, pues regresó en el año 2010, junto al intelectual y fundador del ICAIC Alfredo Guevara para compartir como jurado de este certamen.

Fundador de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana y reconocido en 2018 con la Distinción de la Casa, esta institución lo acogió como a un amigo entrañable y en varias ediciones del evento se escuchó su palabra medida y llena de historia.

Desde entonces los acompañó siempre a través del consejo y la recomendación oportuna para el sostenimiento de su misión cultural.

En la oriental provincia, como en el resto del país, Eusebio sembró la tradición de la virtud, el respeto a la historia y la fe infinita en la Patria.

Así será recordado eternamente en esta tierra, como un cubano excepcional en toda la magnitud de la palabra, el pupilo incansable y sucesor de Emilio Roig, el intelectual, humanista, comunicador, político, el promotor apasionado y sensible, como apunta el periodista y escritor Rubén Rodríguez en su crónica “El hombre que descubrió La Habana”, al múltiple Eusebio Leal, el hombre que se convirtió en Ciudad.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar