Impacta la prolongada sequía el mes de mayo

 

0623-sequia.jpg

La Habana, 23 jun (ACN) La prolongada escasez de precipitaciones durante los últimos meses alcanzó a mayo, considerado moderadamente húmedo y cuando comienza el período lluvioso hasta diciembre próximo.

Un ejemplo elocuente es que más de 4 mil millones 500 mil metros cúbicos de agua almacenaron las 239 presas del país en el quinto mes del año, advirtió el Máster en ciencia Argelio Omar Fernández Richelme, de la Dirección General de Gestión Integrada del Agua, del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Un volumen de esa magnitud representa solo el 50 % de la capacidad total, con una porción utilizable superior a los 3 mil 900 millones de metros cúbicos, señaló el especialista en su tradicional Boletín Hidrológico que recibe la Agencia Cubana de Noticias.

Fernández Richelme señaló que esta especie de alerta hídrica en torno a las consecuencias de la expandida sequía meteorológica la confirmó el hecho de que esa cifra representó solo el 46 % de la capacidad útil del líquido acumulado en los embalses.

Incluso, la comparó con el mes de mayo de 2019 y reveló que su disminución llegó a 493,71 millones de metros cúbicos, aunque aumentó en 499,65 millones respecto a abril de 2020, con lo cual evidenció la necesidad de ahorrarla al máximo si se tiene en cuenta que estuvo por debajo en 251,49 del promedio histórico para la fecha.

En una nueva demostración del control en torno al agua y su uso racional, señaló que estuvieron en estado normal los 15 acuíferos de categoría I vinculados al abasto las principales ciudades y polos turísticos de la nación.

Sin embargo, calificó de favorable el comportamiento de las precipitaciones para el territorio nacional durante el primer mes del período lluvioso, cuando alcanzó el 158 % del promedio histórico para esos 31 días a partir de un acumulado absoluto de 269,5 milímetros.

De acuerdo con el Índice Estandarizado de Precipitación, ese acumulado permitió clasificar el mes como moderadamente húmedo, aunque se observó el menor acopio relativo en oriente, donde llegó al 119 % de la media, con un recolectado de 209,7 mm.

En el centro y oriente cayeron el 177 % (312,2 mm) y el 180 % (281,7 mm), respectivamente, mientras que en 13 provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud las láminas de lluvia superaron los 171,0 mm.

Durante los cinco primeros meses del año, el país ha recibido un promedio de precipitación ascendente a 367,8 mm para el 94 % de su valor histórico, lo que contribuyó a definirlo de comportamiento pluvial normal.

Por el contrario, junio es el segundo mes del período lluvioso en Cuba y como promedio también del año, confirmaron profesionales del Centro del Clima, del Instituto de Meteorología.

Una parte considerable de los acumulados de precipitación ocurre durante varios días, principalmente en sus primeras dos decenas, precisaron al referirse a su comportamiento en relación con la temporada ciclónica en el área geográfica del océano Atlántico tropical, que incluye el Golfo de México y el mar Caribe.

Aclararon que las lluvias dependen de la influencia de los sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas y las bajas tropicales, y de su importante interacción con sistemas de latitudes medias.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar