Confecciones Costa Santiago asume tercer pedido de nasobucos para unidades de salud

 

 0205-NASO.jpg

Santiago de Cuba, 2 may (ACN) La Unidad Empresarial de Base (UEB) Confecciones Costa Santiago asume un tercer pedido de nasobucos de 59 mil unidades,  de cumplir los dos primeros destinados a instituciones de salud y centros de aislamiento, por ser su uso obligatorio para evitar el contagio y propagación de la enfermedad Covid-19.

Con anterioridad fueron entregados 219 mil 500 con la misma finalidad, aseguró a la Agencia Cubana de Noticias la ingeniera Migdalia Guerrero Guerrero, jefa del departamento técnico-productivo de la entidad.

Ahora, dijo, están insertadas las fábricas de los municipios de Contramaestre, San Luis, Songo-La Maya y el complejo industrial en la ciudad cabecera, donde se labora un turno de trabajo y son rigurosas las medidas sanitarias como el empleo del hipoclorito de sodio, llevar el nasobuco permanentemente y la separación de más de un metro entre las operarias con sus máquinas.

Puntualizó que aplican la modalidad de trabajo a distancia con una veintena de costureras que padece de enfermedades con riesgo o tienen niños pequeños, y a ese grupo se le llevan a la vivienda los recursos.

Para la confección está garantizado el hilo y el tejido requerido en ese tipo de artículo para la protección sanitaria, acotó Migdalia.

En cuanto al ahorro de electricidad, un llamado que ha hecho la dirección del país en la actual situación epidemiológica, están por debajo de las cifras, sobre todo por las afectaciones que tienen en otras producciones debido a la actual pandemia, siendo la prioridad las mascarillas de tela.

Costureras, cortadores, mecánicos, auxiliares generales y otro personal de apoyo en fábricas y talleres de Confecciones Costa Santiago están prestos a cumplir cuántos pedidos reciban de nasobucos, dada la necesidad de cuidarse de las infecciones respiratorias y el contagio del nuevo coronavirus.

Dulce María Durades, secretaria del buró sindical, destacó el alto espíritu que prevalece en los talleres, integrados en su mayoría por mujeres, ya que los trabajadores saben que en sus manos está un artículo muy demandado desde que comenzó a extenderse el nuevo coronavirus en el país.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar