All for Joomla The Word of Web Design

Cuba no escatima en recursos para la prevención y control de la COVID-19

1104-duran.jpg

La Habana, 16 abr (ACN) Cuba, a pesar de las limitaciones económicas y de la persecución derivada del bloqueo impuesto por los Estados Unidos, no ha escatimado en recursos para garantizar la prevención y control de la COVID-19, aseguró hoy el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública.

Según explicó en la conferencia de prensa televisada que cada mañana brinda una actualización sobre la pandemia, en este país caribeño se estudian al máximo las muestras para determinar la presencia del SARS-CoV-2, teniendo como método más seguro la prueba PCR en tiempo real, cada una con un precio cercano a los 40 euros.

Para tener una idea del costo, baste decir que solo ayer se estudiaron mil 386 muestras, con lo que ya suman más de 21 mil 800 las pruebas realizadas haciendo uso de la biología molecular.

Además de ello, se realizan estudios en grupos de riesgo, se aplican los test rápidos y se garantizan los recursos y medios de protección imprescindibles para lidiar con la pandemia.

En este sentido, el doctor Durán destacó el trabajo de la industria textil cubana, que con gran calidad confecciona los medios de protección necesarios, en especial para el personal de salud, no solo pensando en el presente, sino en el momento pico de la COVID-19 en Cuba, proyectado para la primera quincena de mayo.

Otro momento importante de la intervención del experto fue cuando explicó que la COVID-19, a pesar de que en poco más de un mes ya ha ocasionado 27 fallecidos, no puede incluirse dentro de las principales causas de muerte en Cuba.

De acuerdo con sus declaraciones, las principales causas de muerte en el país son de origen cardiovascular, tumores malignos y las enfermedades cerebrovasculares, y las causas infecciosas representan hasta el uno por ciento, gracias al sistema de salud que ha permitido eliminar enfermedades transmisibles mediante vacunas y controles.

Ilustró que entre enero y febrero, momento en que no se había confirmado el primer caso del nuevo coronavirus en la mayor de las Antillas, fallecieron unas 19 mil 052 personas, y recordó que las principales causas de muerte en Cuba son las enfermedades crónicas no trasmisibles.

De igual forma, refirió que el hecho de que los fallecidos no sea una cifra elevada en comparación con el total de muertes, no quiere decir que no tenga importancia, y recalcó que los médicos cubanos luchan muy fuertemente para salvar la vida de los enfermos con la COVID-19.

Ante las preguntas de la prensa acreditada, refirió que los pacientes que padecieron la COVID-19 y que recibieron el alta clínica tras un PCR negativo, se aíslan en sus viviendas por 14 días y que, en aras de no infectar a sus familiares, deben extremar las medidas de protección en cuanto al uso del nasobuco, el lavado de manos, de las superficies, y evitar todo tipo de contacto mientras permanecen en vigilancia.

Cuando terminan las dos semanas y ha pasado un mes de los síntomas, se les repite la prueba y, si da negativo, se da el alta definitiva, y si es negativo, se toman otras medidas, precisó.

En su intervención, resaltó la autorresponsabilidad de las personas con la familia y la población en general, y dijo que el personal de salud cubano, el más expuesto a la pandemia, cuenta con todos los medios de protección, al igual que quienes laboran en las carnicerías y bodegas.

Señaló que existen medidas y protocolos para el aislamiento, y que ha quedado bien esclarecido qué hacer en tiempos de cuarentena en cuanto a la restricción de movimiento, la desinfección en zonas comunes y los aseguramientos, por citar unos ejemplos.

Durán manifestó que las medidas, cuando son cumplidas con rigor, tienen buenos resultados, como en la provincia de Cienfuegos, que lleva varios días sin reportar casos del nuevo coronavirus, y con una tasa de incidencia de 2.7 por 100 mil habitantes, mientras que otras provincias como Granma tiene poco más de uno como tasa.

Del total de muestras estudiadas ayer, resultaron positivas 48, siendo La Habana y Villa Clara las provincias más afectadas, con 23 y 19 nuevos casos, respectivamente.

Advirtió que si bien la capital es la provincia donde más casos se registran, con cifras superiores a los 300 en total, los territorios con mayor incidencia (tasa) del SARS-CoV-2, en ese orden, son el Municipio Especial Isla de la Juventud, Ciego de Ávila, La Habana, Villa Clara, Sancti Spíritus y Matanzas.

De los 48 nuevos casos confirmados, todos cubanos, 31 son contactos de personas confirmadas y 17 sin fuente de infección determinada; 27 son mujeres; 23 fueron asintomáticos; y las edades más afectadas fueron los rangos 40-60 años, y mayores de 60, con 16 casos cada uno, es decir, 33 por ciento.

Cuba, uno de los 182 países con confirmados como positivos al SARS-CoV-2, reporta 862 casos en total, 646 con una evolución clínica estable, 27 fallecidos, 10 críticos, seis graves y 171 altas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar