All for Joomla The Word of Web Design

Gobierno norteamericano presiona a diversas naciones a rechazar ayuda médica de Cuba

0-25-medicos-cubanos2.jpg

La Habana, 25 mar (ACN) El gobierno de Estados Unidos, desde su embajada en La Habana, presionó a los países que en la actualidad reciben ayuda médica cubana para frenar la expansión de la COVID-19, a rechazar esa contribución.

En su perfil oficial en Twitter, la sede diplomática norteamericana en esta capital expresó que, la contribución médica antillana en los países afectados por el nuevo coronavirus, tiene como único objetivo “recuperar el dinero perdido por países que abandonaron este programa abusivo”.

En ese sentido, igualmente acusan al gobierno cubano de “retener la mayor parte del salario de médicos y enfermeras en las misiones médicas internacionales, exponiéndolos a condiciones laborales atroces”.

El mensaje de la embajada estadounidense, que ha merecido numerosas expresiones de repudio en las redes sociales, tiene lugar cuando la isla participa en el enfrentamiento a la COVID-19 en China, Nicaragua, Venezuela, Surinam, Granada, Jamaica, Belice e Italia.

Contrario a esta postura del gobierno de Trump, varios líderes mundiales, ex gobernantes y figuras internacionales, reconocen la abnegada labor de los profesionales cubanos, quienes brindan su ayuda solidaria y desinteresada allí donde se les necesite.

Al respecto, el expresidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva, envió una carta al Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la que felicita al pueblo, y en especial a los científicos y profesionales cubanos de la salud, por su solidaridad con otras naciones del mundo.

Otro expresidente, el ecuatoriano Rafael Correa, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que contrasta que mientras Estados Unidos comanda intervenciones militares en el mundo, la pequeña isla caribeña envía salvadores de vidas, publica Prensa Latina.

Una vez más, la Casa Blanca ataca a los profesionales cubanos de la salud, quienes en medio siglo de historia han cumplido misiones en 164 países de África, América Latina y el Caribe, Oriente Medio y Asia, sumando más de 400 mil colaboradores.

Desde mediados del pasado año 2019, Washington arreció su campaña de descrédito contra los galenos de la mayor de las Antillas, quienes se vieron forzados a concluir sus funciones en naciones como Bolivia, Brasil y Ecuador, cuyos gobiernos derechistas y simpatizantes del presidente Trump, tildaron a los cubanos de instigadores y promotores de la situación de protestas sociales que enfrentan esos países.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar