All for Joomla The Word of Web Design
08
Abril Miércoles

Cuba es una nación de amistad, solidaridad y de relaciones respetuosas con el mundo

 

0220-balance-minrex.jpg

La Habana, 20 feb (ACN) “Cuba es una nación de amistad, solidaridad y de relaciones respetuosas con el mundo”, consideró el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al hacer uso de la palabra este jueves en el balance de trabajo anual del Ministerio de Relaciones Exteriores, un periodo marcado por la hostilidad del gobierno de Estados Unidos hacia la Isla.

El mandatario subrayó la coherencia, la valentía y la firmeza de principios que mantuvo la diplomacia cubana durante el complejo y retador año 2019, como continuidad de la política exterior que durante más de seis décadas ha sostenido la Revolución. Se han enfrentado todas las amenazas, dijo el Jefe de Estado, y hemos respondido a tiempo.

Al hacer un recuento del año, Díaz-Canel comentó que “estamos viviendo un momento donde el gobierno de Estados Unidos ha aplicado lo que nunca se había aplicado”, con el recrudecimiento del bloqueo, la persecución financiera y sobre todo el empeño porque no llegue combustible a Cuba.

A esto se asocia, alertó, una campaña para desacreditar las cosas que más nos pueden doler, entre ellas el turismo, la seguridad ciudadana, la salud, la libertad religiosa, el racismo, los derechos humanos y el sistema judicial.

El Presidente habló de las cuatro prioridades de trabajo que ha identificado el Gobierno, todas con la misma importancia. En esa lista están el enfrentamiento a la plataforma ideológica colonizadora, la defensa del país, el intenso ejercicio legislativo en apoyo a la nueva Constitución y la batalla económica.

Dentro de esa agenda y con total participación del MINREX, Díaz-Canel destacó la atención constante a las relaciones de Cuba con Estados Unidos y también con la Unión Europea.

Asimismo, refirió el apoyo a la revitalización de la CELAC y del ALBA-TCP, este último “el espacio de integración latinoamericana que en menos tiempo tuvo más resultados concretos. Tres naciones salieron del analfabetismo, la Operación Milagro devolvió la visión a más de tres millones de personas y con PetroCaribe se mejoró la situación energética de varios países”.

El mandatario hizo hincapié, además, en la defensa de los postulados antiimperialistas; en la distinción de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, documento aprobado en la II Cumbre de la CELAC, en La Habana; así como en el trabajo con las fuerzas de izquierda en el continente, para lograr más unidad y coherencia en el discurso y la acción.

De manera particular, el Jefe de Estado preguntó a los diplomáticos y funcionarios del MINREX “cómo podemos acercarnos mejor a los cubanos en el exterior” y pidió detalles de la IV Conferencia “Nación y la Emigración”, prevista del 8 al 10 de abril en esta capital. Según se supo, se han cursado invitaciones a poco más de 700 cubanos que viven en 52 países y están pendientes otros 150.

Díaz-Canel precisó que ese encuentro tiene que marcar un hito y convertirse en espacio abierto al debate, sin fracturas a la soberanía, unidad e independencia.
Dijo que las relaciones de las embajadas cubanas con sus connacionales se han fortalecido y narró las experiencias vividas en sus viajes al extranjero, donde siempre se separa un espacio para el encuentro con los cubanos que residen en los lugares visitados.

Indicó seguir estrechando esos lazos y la atención a los cubanos en cada país, “porque la unidad se asienta también en el vínculo con los emigrados”. Tenemos temas que estudiar, destrabar cosas, mover el pensamiento y seguir trabajando para ese necesario acercamiento, dijo.

Un año más para la diplomacia revolucionaria

En la reunión de balance anual del MINREX — que contó también con la participación del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y el viceprimer ministro, Ricardo Cabrisas Ruiz — el canciller Bruno Rodríguez Parrilla destacó en su informe de trabajo que en el 2019 Cuba continuó con su política exterior de paz, multilateralismo, cooperación y solidaridad.

Durante el año, la Isla mantuvo un activo intercambio con el mundo, que en buena parte se materializó con la visita de 25 jefes de Estado, 10 vicepresidentes o viceprimeros ministros, y 19 cancilleres. Además sobresalieron las giras del Presidente Díaz-Canel por numerosos países y su participación en varios eventos internacionales, todo lo cual generó un significativo impacto en el desarrollo de los vínculos bilaterales.

En la reunión se analizó también el proceso de consolidación de las relaciones políticas con Rusia, China y Vietnam, así como el avance de importantes proyectos en el plano económico con esas naciones.

Además se evaluaron los desafíos de las relaciones con Washington en un difícil contexto de progresivo deterioro en los lazos oficiales con ese país. No obstante, en el año continuó el intercambio con diversos sectores políticos y sociales de los Estados Unidos, con visitas a Cuba de congresistas, académicos, periodistas, líderes religiosos y empresarios.

Hay que tener confianza y optimismo en lo que podamos lograr en el futuro, concluyó el Jefe de Estado, “estos tiempos malos pasan y de estos tiempos malos vamos a salir fortalecidos”.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar