All for Joomla The Word of Web Design

La construcción no era el monstruo que creía, asegura pinareña (+Fotos)

1204-CONSTRUCTOR_2.jpgPinar del Río, 4 dic (ACN) Cuando me incorporé a la construcción pensé que no me gustaría; pero luego comprobé que no era el monstruo que creía, aseguró María Mercedes Mayor Díaz, técnica de obra de la Empresa de Construcción y Montaje de Pinar del Río, en la víspera del Día del Constructor Cubano.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, esta mujer de 54 años, los últimos 35 de ellos dedicados a la supervisión de obras en la provincia más occidental de Cuba, aseveró que se trata de una experiencia muy bonita, sobre todo por el impacto para la población de cada trabajo.

Cuando ves levantado lo que estaba en planos, es una satisfacción enorme; por eso me esfuerzo porque todo salga bien, precisó quien como parte de la brigada número 3 de Obras Varias, acomete ahora la construcción de un edificio de 20 apartamentos, en el reparto Hermanos Cruz, para familias afectadas por el paso de huracanes en el territorio.

Obras como el hospital provincial Abel Santamaría Cuadrado y el Materno Justo Legón Padilla me llenan de regocijo, por los beneficios para la población y porque yo también fui una de las atendidas en esos lugares, luego de su terminación hace algunos años, indicó.

1204-CONSTRUCTOR_3.jpg

Este 5 de diciembre se celebra en Cuba el Día del Constructor, en homenaje a Armando Mestre Martínez (1927-1956), asaltante del Moncada y expedicionario del Granma; y María Mercedes constituye una de esas personas a las cuales agasajar, por su dedicación constante.

Un día normal es muy agitado para mí; todo el tiempo escuchas: "técnica, hace falta esto, técnica, hace falta lo otro", muy ajetreado.

1204-CONSTRUCTOR_1.jpg

A veces quisiera que llegue la noche para descansar, pero cuando estoy en la casa quiero volver a ver si se termina lo empezado el día anterior. Esa es la vida del constructor, detalló.

El Día del Constructor Cubano fue instituido a propuesta de Fidel Castro en el año 1972, en ocasión del III Congreso de los Constructores y en homenaje a Armando Mestre.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar