All for Joomla The Word of Web Design

Tiendas en USD: entre la satisfacción y la espera impaciente (II) (+FOTOS)

1204-tangana.jpg

Para el cubano hacer colas es un ejercicio de paciencia practicado durante años y que pudiera decirse, a estas alturas, ya forma parte de su idiosincrasia.
A veces porque los productos escasean y de manera estratégica se centralizan en determinadas unidades, otras porque en un país con limitaciones económicas como Cuba, en muchas ocasiones la demanda excede la capacidad de reaprovisionamiento del mercado.


Pero, ¿qué sucede cuando las filas de personas pueden evitarse?

El 28 de octubre último comenzó a brindar servicios en el territorio nacional una red de tiendas para la venta de electrodomésticos, partes y piezas de carros y motos en dólares (USD) a través de tarjetas magnéticas.

Aunque desde un inicio se anunció la extensión de estos servicios a más de 70 establecimientos en toda la nación, en una primera etapa solo se abrieron 13 ( 12 de ellas en La Habana, y una en Santiago de Cuba) y más recientemente se han abierto otras en Holguín, Pinar del Río, Cienfuegos y Matanzas.

Los productos automotrices comenzaron a ser comercializados en el servicentro El Tángana, y en las tiendas Agencia Peugeot; en la de 5ta y 112 y en 23 y C, en el Vedado.

Al acudir a esta última -de los Servicios Automotores Sociedad Anónima (Sasa)- y dialogar con varios de los clientes, el equipo de la Agencia Cubana de Noticias lo primero que conoció fue la existencia de personas provenientes de varias provincias del país para comprar.

Fuimos testigos además de las colas que fluyen sin percances debido a la presencia en el lugar de oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria, y a la creación de listas (¿espontáneas?) que ordenan el proceso, el cual puede durar entre 15 y 21 días desde que se presenta el interesado en la tienda hasta que finalmente logra adquirir lo que necesita.

Debido a la alta demanda de las partes y piezas –fundamentalmente unidades para motos-, muchos compradores pasan varias horas en el exterior de la instalación esperando su turno, sentados en el parque cercano o en los alrededores, pues únicamente atienden al público dos dependientes.

Haile Selles Fleitas, cliente que se disponía a comprar una unidad de moto, explicó a la ACN que su principal necesidad la puede satisfacer en ese establecimiento, sin embargo los accesorios, artículos que también tienen alta demanda, están en falta, ya que solo sacaron unos pocos los primeros días.

1204-tangana1.jpg

Selles Fleitas es una de las personas que demoró aproximadamente un mes para llegar hasta el mostrador, lo cual se debe a la gran afluencia de público, incluso de provincias como Santiago de Cuba, según refirió.

Cosme Tomé, ciudadano de Santa Cruz del Norte, por ejemplo, acudió a la tienda para adquirir una pieza de moto, pero al existir una cola de tantos días para todos los servicios, decidió retirarse.

Uno de los organizadores de la cola le comentó a la ACN que no podía dejarlo pasar, aunque no fuera a comprar lo mismo que ellos, porque eso sentaría un precedente y los anotados en la lista se molestarían.

Un cartel colocado en la vidriera de la unidad refiere que a partir del 22 de noviembre se comenzaría la venta de unidades de 100 CC TAEKO (450 USD) en las tiendas SASA PEUGEOT (Cerro) y SASA Multimarcas (La Lisa), y que desde el día 25 se comercializarían las 125 CC TAEKO (550 USD) en SASA La Palma (Arroyo Naranjo).

Asimismo, anuncia la próxima oferta de unidades de 100 CC y 125 CC SUZUKI genuinas; sin embargo, al conversar con los propios interesados afirmaron que en 25 y C era donde único quedada la demandada pieza (29 de noviembre).

Al trasladarnos a la tienda El Tángana y dialogar con los clientes que esperaban afuera, expresaron satisfacción por poder adquirir legalmente esos bienes y a un precio más económico que en el mercado informal.


No obstante, sus preocupaciones se centraban en la existencia de bicicletas eléctricas defectuosas y de un solo dependiente para atender a todo aquel que llega interesado por esta mercancía, lo cual a su juicio enlentece el proceso.

1204-tangana5.jpg

Al preguntar por las baterías para las bicicletas eléctricas, equipo con una alta aceptación, nos informaron que hasta el momento no se habían comercializado.

La oferta de la tienda Peugeot (Cerro) también fue motivo de investigación por parte de la ACN. Una visita al establecimiento permitió comprobar cierta variedad en las piezas que se ofertaban, no así en los modelos de carro en que estas se pueden utilizar.

Abundan, por ejemplo, baterías para motos y autos, motores de Peugeot así como partes y piezas de Ladas y gomas, siendo las últimas las de mayor demanda, de acuerdo con trabajadores del centro.

Los precios de algunas de las piezas son más atractivos que los de sitios informales como Revolico, y en los casos en que el costo es el mismo, vale la pena recordar que en estas tiendas la mercancía es de procedencia legal, lo mismo que el trámite, y se dispone de garantía.

Tras recorrer los tres establecimientos, este equipo de reporteros llegó a la conclusión de que entre las causas fundamentales de las grandes aglomeraciones se encuentra la afluencia de personas a las unidades en horas de la mañana aun cuando estas trabajan hasta la tarde. Por ejemplo, en la Peugeot el viernes 29 de noviembre antes del mediodía había una gran aglomeración de personas, sin embargo en el entorno de las 2:00 pm la tienda se encontraba prácticamente vacía y el servicio fluía tranquilamente.

1204-tangana2.jpg

La diversidad y estabilidad de algunos productos de alta demanda resulta imprescindible para evitar las “compras de pánico”;es precisa la garantía de una futura comercialización, en correspondencia con las capacidades del país, sí, pero también con las necesidades de un segmento de la población nada despreciable y que a falta de ofertas, termina recurriendo a un mercado alternativo cuyas arcas no son precisamente las mismas que las del Estado.

Poco más de un mes ha transcurrido, ahora corresponde tal como se anunció, utilizar los fondos recaudados para reabastecer el mercado.

En lo adelante se impone satisfacer, en aras de recaudar la divisa fuerte que necesita la economía; cumplir, para recuperar la confianza en el sistema de reaprovisionamiento, y ordenar, para evitar la innecesaria y siempre incómoda espera impaciente.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar