La Habana, Martes 17 de Septiembre de 2019 11:37 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Las heridas de un incendio que aún duele (+Fotos y Audio)

Compartir :
Tamaño letra:

Rolando Pacheco Rodríguez, uno de los niños que el 28 de mayo de 1961, sufriera el acto terrorista del cine Riesgo, rememora el hecho en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), en Pinar del Río, Cuba, 13 de marzo de 2019.

Pinar del Río, 13 mar (ACN) Aquel 28 de mayo de 1961 el niño Rolando Pacheco Rodríguez salió de casa con su padre sin pensar que ese día marcaría por siempre su futuro, debido a las huellas de un acto terrorista orquestado para acabar los sueños de la infancia.

La matiné del cine Riesgo, hoy cine Pedro Zaidén, fue saboteada por personas a sueldo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés), quienes incendiaron la pantalla y dejaron un saldo de varias decenas de heridos graves y quemados.

El pánico se apoderó del sitio enclavado en la arteria principal de la ciudad de Pinar del Río ante las llamas altas, y padres y niños desesperados intentaron salir, mas, las puertas estaban cerradas, por lo cual rompieron los cristales.

Cuando comenzó el siniestro, la reacción de mi padre fue igual a la de la mayoría; me tomó por los brazos sin decir palabra alguna y tratamos de abandonar el lugar lo más rápido posible del cine, rememoró en declaraciones exclusivas a la ACN.

Fuimos de los primeros en llegar a la puerta-acotó-, pues estábamos sentados en el segundo balcón, prácticamente al lado de la escalera.

Un amigo de mi papá que pasaba por la calle en ese instante, al vernos intentando salir me cargó hacia el otro lado. En el forcejeo, mi papá se hirió un brazo y requirió intervención quirúrgica.  

Luego se conoció que estaba planificado para ese día, de manera simultáneamente al incendio, la realización en la calle de una manifestación contrarrevolucionaria, la cual no pudo hacerse por la rápida reacción del pueblo para ayudar a las personas y colaborar en el cese del fuego.

En la estación de la Policía guardaron todas las pertenencias dejadas por los asistentes a la matiné esa jornada. Yo recuperé un par de zapatos blancos que me gustaban mucho y me había quitado en el cine para poder subir las piernas en el asiento, apuntó.

Víctimas del sabotaje en el cine Riesgo, hoy cine Pedro Zaidén en Pinar del Río

Desde el punto de vista psicológico, el incidente repercutió en la gran mayoría de los infantes que allí estaban.

Las llamas provocadas por el fósforo vivo- muy difíciles de extinguir- afortunadamente no marcaron la piel de Rolando, quien entonces tenía seis años; pero sí su memoria, al punto de que por un tiempo le resultó imposible permanecer en lugares con multitudes o estar tranquilo durante tormentas eléctricas.

Fue este uno de los sabotajes perpetrados en Cuba por Estados Unidos, y uno de los más sensibles por tratarse de niños implicados.

Pudo haber sido aún de consecuencias más lamentables de no actuarse con celeridad para salvar las vidas, y gracias a que el fuego no tuvo una mayor propagación, precisó Pacheco Rodríguez.

La entonces Casa de Socorro y el hospital León Cuervo Rubio acogió a los lesionados, y según reseñas de la época, cientos de personas acudieron cada día a interesarse por la salud de los heridos, donar sangre y a brindar ayuda.  

Rolando es doctor en Ciencias, lleva más de 45 años de trabajo en el ministerio de Educación y llegó a ocupar el cargo de dirección provincial del sector en Vueltabajo, toda vez que cumplió tres misiones internacionalistas.

Hoy, a 58 años del triste suceso, insiste en la necesidad de que las nuevas generaciones de pinareños conozcan esos capítulos dolorosos de la historia de la Isla, para no dejar impunes a los perpetradores de esas barbaries en un país que desde 1959 tiene al ser humano en el centro de cada decisión, de cara a su bienestar.

Cuando el vecino del norte se empecina en asfixiar a los nacidos en la mayor de las Antillas con el recrudecimiento de sus absurdas políticas, los cubanos no olvidan, dijo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar


Enlaces DE CUBA
Agencias