La Habana, Miércoles 12 de Diciembre de 2018 12:35 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Cancillería cubana denuncia escalada de calumnias del gobierno norteamericano

Compartir :
Tamaño letra:

Declaraciones de Johana Tablada

La Habana, 30 nov (ACN) A continuación transmitimos las declaraciones a la prensa de Johana Tablada, Subdirectora General de la Dirección General de Estados Unidos.

Cancillería de Cuba, 29 de noviembre de 2018.

Buenas tardes,

En los últimos meses, como ustedes conocen, a la decisión del gobierno de EE.UU. desde enero de 2017 y posteriormente en junio de 2017, de imponer o decretar un retroceso en la política de los EE.UU. hacia Cuba, se ha sumado una escalada de declaraciones y acciones que endurecen el bloqueo y que redoblan la hostilidad contra nuestro país.

En este contexto y ante la imposibilidad de contar con el apoyo, en primer lugar, del pueblo de los EE.UU. que simpatizó y aún simpatiza con una aproximación en favor de la mejoría de las relaciones con Cuba, de los viajes a Cuba, de los intercambios, que han demostrado ser, aún limitados, pero sin dudas de beneficio mutuo para ambos países y ante la imposibilidad de contar con el apoyo del pueblo cubano, que también respalda la política de principios histórica de Cuba de avanzar hacia una relación civilizada y de respeto con nuestro país vecino y aún mayor ante la imposibilidad de contar con el apoyo de la comunidad internacional que durante 27 años consecutivos ha expresado su apoyo al levantamiento del bloqueo, ha sido necesario para Estados Unidos acudir al uso y al abuso de la calumnia, de la mentira, a la fabricación de pretextos y a la creación de focos de tensión que contribuyan a avanzar hacia un patrón de confrontación.

En este sentido, ustedes nos han acompañado y la opinión pública ha visto, como se ha repetido el mismo patrón para la manipulación política del tema de los incidentes de salud reportados por el Departamento de Estado, que supuestamente afectaron a su personal en la Habana, y que después de un año y medio de calumnias, de acusaciones a Cuba, a terceros, de teorías descabelladas, pseudocientíficas que han sido desmentidas una tras otra por científicos estadounidenses, por científicos cubanos, por científicos de terceros países. Se ha acudido también a las campañas contra Cuba en el área de los derechos humanos, con un escandaloso doble rasero que ignora la contribución y los resultados de Cuba en múltiples áreas, que ignora la realidad de nuestro país y también ignora la realidad del mundo en que vivimos.

Más recientemente hemos visto la grosera intervención en el tema del programa de cooperación Sur-Sur Cuba-Brasil, en la cual EE.UU. es el único gobierno que se ha solidarizado con las calumnias  y el entusiasmo con que figuras reaccionarias, y en este caso del presidente electo de Brasil ha desmontado o ha pretendido desmontar nuestra cooperación, uno de los proyectos más nobles y justos y exitosos de cooperación en el mundo.

En las últimas semanas Cuba ha sido objeto, no tan públicamente pero lo hemos comprobado por las delegaciones que nos visitan y por algunas declaraciones de fuentes anónimas del gobierno a medios de prensa  de EE.UU., se ha acusado a Cuba de obstaculizar el funcionamiento de la Embajada de EE.UU. en La Habana, cuando en realidad ha ocurrido todo lo contrario.   

Comenzando por la expulsión arbitraria, injusta, unilateral de nuestros compañeros en Washington en septiembre del año pasado. Continuando por la utilización del tema de los incidentes de salud para imponer a sangre fría medidas que implicaron que en la práctica se cerrara el Consulado de los Estados Unidos en La Habana, con un altísimo costo humanitario para las familias cubanas, familias que no pueden visitar a sus hijos, personas que no pueden acudir a ver a sus hermanos o padres enfermos, personas que tienen que viajar a destinos que no cuentan con los niveles de seguridad y de tranquilidad que tiene Cuba, con un alto costo económico también, para obtener, tal vez, una visa que les permita visitar o reunirse con un ser querido.

El último capítulo que es el que nos convoca hoy, es el de las visas y es realmente lamentable. Nosotros asociamos esta escalada más reciente en lo de las visas, en lo de los derechos humanos, en la nueva manipulación del tema de los incidentes de salud, que es bueno recordar que incluso en conversaciones oficiales con Cuba el Departamento de Estado nos ha dicho tan recientemente como en septiembre del año 2018 que no saben lo que ocurrió, al preguntarles cómo pueden sostener y sobre qué base fundamentan sus acusaciones -y utilizar incluso el término ataques-, dicen que este gobierno no lo ha usado -o esta administración del Departamento de Estado no la ha usado- y, sin embargo, lo utilizaron hoy mismo en la respuesta a la declaración de Cuba, como una justificación para la reducción de su personal en La Habana.

Lo cierto es, volviendo al tema de las visas, que Cuba ha otorgado más de 100 visas a los Estados Unidos desde septiembre de 2017, como prueba de nuestra firmeza en la posición de Cuba de defender el derecho que tiene Cuba a una relación civilizada y de respeto mutuo con los Estados Unidos y nuestro interés de preservar los espacios de cooperación, pequeños y limitados, pero que han repercutido en múltiples áreas en beneficio de nuestros dos países.

En el mismo periodo de tiempo Estados Unidos ha otorgado a funcionarios y personal administrativo cubano para Washington solo 26 visas. Por casi dos décadas Cuba no había negado una sola visa para la embajada, para el funcionamiento de la embajada de Estados Unidos, incluyendo momentos en que también existieron tensiones. Si faltara otra prueba  de flexibilidad, de responsabilidad, de coherencia política de Cuba entre sus actos y su discurso, ahí la tienen.

Estados Unidos desde esa fecha para acá ha dejado de contestar múltiples solicitudes de visas de Cuba, ha denegado seis y ha acusado recientemente a Cuba y ha tratado de fabricar el pretexto de que  tendrían que tomar medidas con Cuba porque no está produciéndose un flujo normal de visado. Eso es sencillamente mentira, como es mentira que hayan ocurrido ataques en Cuba contra personal estadounidense, como es mentira que hay nuevas medidas de bloqueo debido a problemas de derechos humanos en Cuba, porque verdaderamente todas estas medidas responden al interés de altos funcionarios de afectar a Cuba, hay una política histórica del gobierno de los Estados Unidos  de asfixiar económicamente a Cuba, de imponer un gobierno que responde a sus intereses. Esa política se mantiene, pero hoy cobra nuevos matices con la llegada reciente al gobierno de Estados Unidos de figuras muy reaccionarias con un probado patrón de comportamiento y acción anticubana en altos puestos del gobierno apoyados también  por esa pequeña minoría que desde el congreso de Estados Unidos lucra, se beneficia de la política contra Cuba.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

December 2018
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Enlaces DE CUBA
Agencias