Defender la Revolución: suprema misión de los “pinos nuevos”

La Habana, 16 dic (ACN) A punto de empezar a vivir el año 60 de la Revolución, el Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) reafirmó hoy la continuidad histórica de esa obra de millones como suprema misión de los “pinos nuevos” y único monumento a la altura de su líder eterno, el Comandante en Jefe Fidel Castro.
Reunido en el Centro de Convenciones de Cojímar, el máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos pasó revista en su VI Pleno al desempeño de la vanguardia política y demás organizaciones y movimientos juveniles y estudiantiles en 2017, año intenso y signado por importantes acontecimientos y procesos y no pocas batallas.
Julio César García, miembro del Comité Central, trasmitió la favorable opinión del Partido Comunista de Cuba y, en especial, del Segundo Secretario, José Ramón Machado Ventura, por el trabajo integral y en ascenso de la organización política juvenil y el resto de esa gran familia, en aras de consolidar su vida interna y quehacer, y acrecentar su presencia e influencia.
Entre todas las organizaciones cubanas, la UJC sobresale en un indicador tan importante como el del completamiento y estabilidad de sus equipos de cuadros, destacó García, como también que la vanguardia política juvenil cierra el año con un crecimiento en 460 organizaciones de base y de más de cinco mil 500 militantes respecto a 2016.
Más de ocho mil militantes ha entregado este año al Partido, como cantera natural que es, y aun así crecen sus filas, destacó el miembro y también funcionario del Comité Central, y añadió que mucho resta por hacer y avanzar, pero lo alcanzado en esta etapa no es poco y merece el reconocimiento.
Entre tantos desafíos y misiones, García llamó la atención acerca de la responsabilidad de la militancia, dondequiera que esté y actúe, de llegar, influir, sumar y contribuir a la formación martiana y fidelista, patriótica, revolucionaria y antimperialista de las nuevas generaciones de cubanos.
Hay dos caminos, socialismo o capitalismo. Lo otro es confusión, pero, como Fidel, estamos seguros de que la juventud cubana no fallará, sabrá elegir y su camino será socialismo y antimperialismo, concluyó.
De la subversión político-ideológica, escogida por los enemigos de la Revolución como táctica para desestabilizarla y destruirla, y que toma como blanco principal a las generaciones jóvenes, se habló este sábado en la reunión del Comité Nacional de la UJC.
Es un permanente bombardeo, con el cual intentan dominarnos, restaurar el capitalismo, imponer el modelo neoliberal y consumista, adormecer conciencias, borrar la memoria histórica, distorsionar esencias, desmontar cuanto nos hace fuertes: unidad, justicia social, antimperialismo, solidaridad, dignidad, enfatizó Susely Morfa, primera secretaria de la UJC.
Atacan nuestra cultura y raíces, la moral, la ética, los principios y valores, los símbolos, cuanto nos es más sagrado, pero tan cierto como que nos están agrediendo, es que la respuesta del pueblo cubano a cualquier agresión a lo largo de su historia, ha sido y será siempre combatir hasta la victoria, agregó.
Peligros también acechan desde dentro, y el VI Pleno llamó al combate frontal contra las indisciplinas, ilegalidades y toda conducta y fenómeno ajenos al proyecto social que construye Cuba, y sobre los cuales alertó Fidel en su memorable discurso en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005.
Prevención, integración, sistematicidad, coherencia, fueron palabras reiteradas en el debate, a la hora de encarar conductas transgresoras -desde el mal uso del uniforme escolar hasta el consumo de sustancias tóxicas- y otras realidades que preocupan y cuya solución debe movilizar a la sociedad y sus instituciones, la primera de todas la familia.
En este mundo, donde a todo se le pone precio y lo digno, lo humano, ha sido convertido en mercancía, Cuba es un símbolo por sus valores y, como garantes de continuidad, los “pinos nuevos” tienen la misión de preservar, enaltecer y cultivar todo lo que hace fuerte a este pueblo e invencible a su Revolución, afirmó Teresa Amarelle, miembro del Buró Político y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas.
Para la juventud no hay límites ni imposibles, de jóvenes es luchar y vencer, y las nuevas generaciones de hoy, esas a las que apuestan los enemigos de Cuba, sabrán estar a la altura de su responsabilidad histórica y llevarán adelante la obra de sus mayores, significó.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar