Boca de Samá levanta su voz contra el terrorismo de Estado

Boca de Samá, comunidad costera en el municipio holguinero de Banes y uno de los sitios de la geografía cubana víctima de acciones terroristas condena hoy las agresiones a las que ha sido sometida la Isla desde el mismo triunfo de la Revolución en 1959. Foto ACN / Juan Pablo Carreras

Holguín, 6 oct (ACN) Boca de Samá, comunidad costera en el municipio holguinero de Banes y uno de los sitios de la geografía cubana víctima de acciones terroristas condena hoy las agresiones a las que ha sido sometida la Isla desde el mismo triunfo de la Revolución en 1959.
El poblado, ubicado en las cercanías del balneario de Guardalavaca, guarda aún las tristes horas del 12 de octubre de 1971 cuando fue objeto de un ataque mercenario que causó la muerte en el propio hecho a dos combatientes del Ministerio del Interior y heridas graves a cuatro vecinos del caserío.
Entre aquellos que lograron rebasar los fuertes impactos de las balas se encuentra Carlos Escalante, entonces jefe del Punto de Guardafrontera de la zona, quien rememora indignado lo acontecido aquella fecha, la cual jamás olvidará y que permanentemente la recuerda para condenar por siempre al terrorismo.
Próximo a cumplirse los 46 años del alevoso crimen, Escalante, actualmente jubilado, alza su voz para imponer las máximas condenas al terrorismo de Estado y reiterar en una fecha como hoy que sigue en pie de lucha desde Boca de Samá a pesar de los ocho impactos de balas provocados en sus piernas por los disparos mercenarios del 12 de octubre de 1971.
Yo me encontraba, recordó, de recorrido por el lugar cuando sentimos los disparos y de inmediato me trasladé hacia las áreas donde se había producido el desembarco, que ocasionó la muerte de los combatientes del Ministerio del Interior, Lidio Rivaflecha Galán y Ramón Siam Portelles.
Esa misma noche y casi al unísono, rememora, otros tres vecinos fueron impactados por la balas terroristas y entre estos se encontraba Nancy Pavón, joven de apenas 15 años de edad entonces, a la cual tuvieron que amputarle uno de sus pies por las profundidades de las heridas recibidas.
Es por eso, significó a la ACN, que el Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado debería convertirse en una fecha universal donde se condenen en todo el Mundo con fuertes rigores a quienes cometen crímenes como el de Barbado el seis de octubre de 1976 contra el vuelo de una nave de cubana de aviación, causando la muerte a 73 personas, entre las cuales se encontraban 57 cubanos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar