All for Joomla The Word of Web Design

Pese a la sequía, favorable situación de embalses de Cienfuegos

A pesar de la fuerte sequía que afecta a Cuba, los embalses de la provincia de Cienfuegos  presentan hoy un acumulado favorable, de más de 73 por ciento. ACN FOTO/ Miguel RUBIERA JUSTIZ

Cienfuegos, 31 may (ACN)  A pesar de la fuerte sequía que afecta a Cuba, los embalses de la provincia de Cienfuegos  presentan hoy un acumulado favorable, de más de 73 por ciento.

Ese panorama responde a los reportes de lluvias en los meses de noviembre- diciembre de 2015 y febrero del presente año,  enmarcados dentro del  periodo menos húmedo.

Luis Estupiñán Suárez, especialista de la Empresa de Aprovechamiento de Recursos Hidráulicos, declaró a la prensa que aunque esas lluvias afectaron la marcha de la zafra, beneficiaron las cuencas y embalses.

Las presas más deprimidas son Galindo y Voladora, esta última de 40 millones de metros cúbicos de capacidad y que ahora  almacena  5.4 millones.

Agregó que el territorio de Cienfuegos hoy posee 19 por ciento más de agua acumulada que en el año 2015, mientras los tres embalses que abastecen a la población: Abreu, Avilés y Paso Bonito,  mantienen una situación favorable.

No obstante, el llamado es a ahorrar al máximo el líquido vital porque no se puede derrochar lo poco que se guarda  y menos con los cambios rigurosos de los periodos  hídricos.

Explicó que a pesar de esa bonanza,  las precipitaciones en la provincia descendieron en 53 milímetros según estudio de los últimos 10 años, lo cual viene a ser causa directa de la situación de sequía que actualmente afecta.

Por ejemplo, en el comportamiento de los regímenes de lluvias, disminuyó  en 182 milímetros en Rodas, 158 en Cienfuegos y 144 en Abreu, y  únicamente Santa Isabel de las Lajas aumentó en 83.

Indicó que la zona con mayor afectación se ubica en el norte de Aguada de Pasajeros, en especial la cuenca Hanábana, de donde se benefician los mayores planes arroceros del territorio.

Dijo el especialista que  los meses más lluviosos son junio  y septiembre, mientras  diciembre y febrero son los más secos.

Por su parte,  Joaquín Milián Torres, delegado de Recursos Hidráulicos, abundó que esos tres meses finales del año anterior  fueron atípicos,  por ello fue considerado el periodo seco más lluvioso de los últimos 51 años, con precipitaciones de 211 milímetros.

Entre las medidas contra la sequía, se regulan las fuentes de abasto a la población,  rehabilitan la conductora de Hanabanilla,  activan rebombeos y trabajan para evitar fugas de agua del tanque que abastece a la ciudad, concluyó.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar