All for Joomla The Word of Web Design

RTV Comercial, una empresa en desarrollo

 Entre las transformaciones que vienen ocurriendo en el audiovisual cubano resalta ya no solo la coexistencia de una creación diferente a la institucional, sino además la vinculación de ambas en aras de fomentar la cinematografía cubana.

La Habana, 21 may (ACN) Entre las transformaciones que vienen ocurriendo en el audiovisual cubano resalta ya no solo la coexistencia de una creación diferente a la institucional, sino además la vinculación de ambas en aras de fomentar la cinematografía cubana.   

RTV Comercial, empresa del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), ha demostrado a través de obras aplaudidas por el público y la crítica, como los largometrajes Conducta y el reciente Esteban, que frente a la ausencia de mecanismos legales que faciliten la producción independiente, la entidad resulta una vía para facilitar la realización audiovisual de este sector.    

Nacida en 1994 con el interés de recaudar divisas para disminuir el presupuesto estatal destinado a la radio y la televisión, RTV ha trascendido su propósito inicial, incluyendo la realización de filmes, series, cortos, documentales, videos clips y publicidad, entre otros servicios.

Su director, Joel Ortega, graduado de la Facultad de Medios Audiovisuales del ISA (FAMCA), explicó a la ACN que en este proceso de crecimiento se han creado nuevas fórmulas productivas para adaptarse a los cambios tecnológicos acontecidos desde la fecha que la vio nacer.

Hemos incursionado en la fusión de las formas de producción independiente con las tradicionales y mediante recursos propios; utilizamos al director de fotografía con su cámara, el editor con su set de edición y eso libera recursos de producción de las instituciones y genera una producción análoga de mayor eficiencia y calidad, aseguró.

En función de sostener un posicionamiento en el mercado la empresa se ha inscrito en disímiles festivales internacionales, práctica que, al decir de Ortega, ha derivado en muchas de las coproducciones actuales y en la planificación anual de alrededor de dos o tres largometrajes.  

El directivo adelantó a la ACN los filmes en los que ahora mismo están inmersos: ¿Por qué lloran mis amigas?, de Magda González; La espuma de los días, de Fernando Timossi, de Ernesto Daranas en coproducción con una empresa española, y otra con el ICAIC, Leontina, de Rudy Mora.

Crear un producto exportable resulta el objetivo principal para RTV, de ahí que otro de los secretos para el éxito de sus producciones, entre las que también se incluyen las series Uno, Amores y esperanzas, y Sonando en Cuba, es la incorporación a su equipo del Centro de Investigaciones Sociales del ICRT.

rtv-comercial.jpg

RTV Comercial es la productora de varios audiovisuales con gran popularidad en Cuba.

 

Antes de realizarse, e incluso después, cada proyecto va a contar con un profundo estudio de su teleaudiencia potencial; no se trata de lo popular por lo popular, sino de buscar la media entre lo que la gente necesita y lo que queremos transmitir como televisión, expresó.

En los últimos diez años la empresa ha logrado un aumento progresivo en sus ganancias. De aproximadamente cuatro o cinco millones en moneda total que ingresaba en el 2005, cerró el año pasado con cerca de 34 millones, lo que obedece a los cambios generados en las formas de servicio.

Según Ortega, actualmente los mercados que más demandan nuestros contenidos son Latinoamérica y España. No obstante se vislumbra una posible apertura al mercado norteamericano, porque Estados Unidos es el país con más emigrados cubanos y hay un factor de idiosincrasia y de cultura importantes.   

Bajo ese esquema, añadió, se está proyectando el lanzamiento de un canal llamado Cuba+, solo de contenidos cubanos, y un contrato con Cubanetwork, que es otro tipo de distribución, bajo demanda.

En cuanto a países que vienen a producir a Cuba y contratan nuestros servicios, España, Italia y el Reino Unido ocupan los primeros puestos.

Estamos haciendo mucho hincapié en coproducir, tratar de generar financiamiento para aumentar la producción nacional y que esta pueda ser distribuida, precisó.

Ante la pregunta de si RTV pudiera estar en todas las grandes producciones que se avecinan, Joel Ortega afirmó que sí pues tanto su empresa como el ICAIC son entidades que coexisten.

Subrayó que RTV está en condiciones de brindarle servicios a compañías extranjeras, porque a su juicio en Cuba hay condiciones que no tienen otros países: talento técnico-artístico, alto nivel cultural, paisajes, composición étnica de país, arquitectura de todo tipo: neoclásica, medieval, clima, y muchas otras ventajas.   

En medio del posible advenimiento de la industria global y hegemónica del entretenimiento, proteger y estimular la producción audiovisual nacional es una necesidad urgente para la protección y desarrollo de la cultura cubana, e iniciativas como las de RTV, constituyen excelente ejemplo de cuánto puede hacerse desde la unidad de todos.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar