All for Joomla The Word of Web Design

Proyecto internacional favorecerá desarrollo sostenible de subcuenca del Toa

0108-cuencas-verdes.jpg

Guantánamo, 1 ago (ACN) “Cuencas Verdes”, nuevo proyecto ambientalista internacional para el manejo ecosistémico de esas ricas áreas hidrográficas se gesta hoy en el extremo Este de la Isla, en aporte al resguardo y desarrollo sostenible de una preciada zona de la cuenca del Río Toa, una de las más importantes de Cuba y el Caribe por su biodiversidad y reservas acuíferas.

Fortalecer la resiliencia de las superficies de escurrimiento de este tipo en Latinoamérica y el Caribe, ante el azote del cambio climático, es el propósito general de esta iniciativa que, impulsada y financiada por la fundación alemana Oro Verde, se despliega también en otras cuencas tropicales de alto interés en República Dominicana, Guatemala y México.

En Cuba las acciones se enfocarán en la cuenca del Río Jaguaní, la más relevante entre las cerca de 60 subcuencas de diversos órdenes del caudaloso Toa, un verdadero reservorio del planeta, según describió el eminente espeleólogo cubano Antonio Núñez Jiménez, ferviente promotor de la protección de esos exhuberantes ecosistemas del Grupo Orográfico Nipe-Sagua-Baracoa.

En el sistemas hidrográfico “del Jaguaní”, de más de cinco mil hectáreas en el centro-norte del Parque Nacional Alejandro de Humboldt –Sitio de Patrimonio Mundial de la Naturaleza-, vegetan valiosos remanentes de bosques pluviales de tipo amazónico, con alto endemismo de flora y fauna, y corren cristalinos unos 25 afluentes de abundante y permanente caudal.

Esos parajes de espesa floresta son reducto final de importantes vertebrados autóctonos en peligro de extinción, como el gavilán caguarero, el más amenazado de los falconiformes cubanos, y el almiquí, fósil viviente de la clase de los mamíferos, se dice que casi coetáneo con los grandes y extintos saurios.

El proyecto “Cuencas Verdes” allí, coordinado desde 2019 y próximo a implementarse, está previsto para un período de cinco años e incluirá entre sus acciones la reconstrucción de bosques y manejo de la regeneración natural donde sea preciso, restauración de suelos, fajas hidroreguladoras, e igual impulsará la producción de alimentos y el desarrollo comunitario y de la cultura ambiental.

De la parte nacional liderará el proyecto, junto a la ONG Oro Verde, la Unidad de Servicios Ambientales de Guantánamo, rectora del manejo del Parque Humboldt, y se involucrarán otros organismos vinculados a la protección de la cuenca del Jaguaní, como el Ministerio de la Agricultura, empresas forestales y la Universidad local con su valioso aporte científico-técnico.

El área a intervenir abarca buena parte de los municipios guantanameros de Baracoa y Yateras, y el holguinero Moa, donde radican tres de los cuatro Departamentos de Conservación del “Humboldt”, uno de los sitios insulares y tropicales del orbe con mayor biodiversidad, en cuyos límites conviven siete comunidades humanas.

Dichas actividades conservacionistas forman parte de la Iniciativa Internacional para la Protección de Clima, y entre sus prioridades está la reducción de vulnerabilidades de los residentes de las cuencas, ante eventos climáticos extremos, elevando su capacidad adaptativa y minimizando el impacto socioeconómico de esos azotes, cada vez más recurrentes y globalizados.

En ese mismo sentido mucho ha potenciado Cuba en los últimos años con su Tarea Vida, Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático -sobre una base científica multidisciplinaria-, y para preservar sus cuencas de primer orden y la preparación y progreso de sus comunidades ha impulsado y codirigido numerosos proyectos, varios de ellos con respaldo internacional.