Desafían ferroviarios limitaciones del bloqueo (+Fotos)

Desafían ferroviarios limitaciones del bloqueo


Camagüey, 13 may (ACN) Con inteligencia y búsqueda permanente de soluciones enfrentan los trabajadores de los Talleres Ferroviarios de Camagüey las limitaciones de recursos necesarios en las reparaciones que ejecutan, problemas que se agravan por el bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Estados Unidos.

Dedicados a la rehabilitación de locomotoras, vagones y a las fundiciones de componentes de equipos ferroviarios, los segundos enclaves de su tipo del país muestran atrasos en los ritmos productivos como consecuencia de la falta de insumos, partes y piezas.

En el primer trimestre del presente calendario lograron el plan de reparación general de una locomotora, y de los 43 equipos de arrastre previstos como vagones y góndolas, entre otros, pudieron completar solo 28, debido a la falta de insumos como los gases que dependen en gran medida de importaciones.

Pablo García Jarris, director de los Talleres Ferroviarios de Camagüey, explicó a la ACN que la entidad ha tenido que readecuar sus estrategias y modificar procesos a fin de recuperar el tiempo perdido, y por otro lado, los innovadores juegan un papel protagónico en la solución de problemas concretos que se presentan.

Entre esas acciones mencionó la prioridad dada a las faenas de reparaciones que contribuyen al funcionamiento de trenes dedicados a la transportación de cargas, y de conjunto con la fábrica de bombas de agua, de esta ciudad, realizaron fundiciones de alta demanda por el sector del ferrocarril y a entidades de la región.

Lea también:


Las dificultades para adquirir partes y piezas evidencian la incidencia del bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba, que provoca demoras en la entrada de los recursos al tener que comprarlos en naciones más lejanas cuando se pudieran lograr en la propia región de América.

A ese quehacer en las distintas áreas de los talleres se suman jóvenes como Néstor Rodríguez García, ingeniero mecánico graduado en la Universidad de Camagüey, quien lidera junto a otros especialistas del Departamento Técnico uno de los proyectos que emprende el centro hoy, consistente en la adaptación de un ómnibus Yutong para convertirlo en un coche motor.

En los ocho meses que lleva de servicio social, ha podido compartir con personas de vasta experiencia, lo cual le ha aportado mucho y agradece en su formación para avanzar seguir y desarrollando nuevos proyectos.



Los recursos se imposibilitan aun más en este tiempo de pandemia, pero seguimos trabajando, y si no hay un insumo nos concentramos en otras acciones, de manera que no se pierda tiempo, comentó el joven ingeniero.

En el área de reparaciones de locomotoras Arturo Ceballo Morciego, labora como inspector de calidad, quien acumula 16 años en la instalación ferroviaria, y considera que el colectivo ha hecho un gran esfuerzo para dar mantenimiento a las máquinas y sus componentes, a pesar de la escasez de materiales, insumos y piezas de repuesto.

Allí realizan además trabajos de servicios a terceros, pues recientemente fabricaron una chimenea para la caldera del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, de esta urbe, lo cual requirió asimismo de gran empeño, pues existen dificultades con los electrodos, planchas y sin embargo al final pudieron terminarla y ya se encuentra en funcionamiento en esa unidad de salud.

Rodeado de varios jóvenes, que abundan en la entidad, Arturo Ceballo destacó la importancia de prepararlos para mantener el quehacer en los talleres, y resaltó que junto a los de más tiempo han logrado proezas en esta etapa difícil de COVID-19 dando un paso al frente con disposición y ganas de solucionar los problemas.

Los Talleres Ferroviarios de Camagüey, los únicos que en el territorio centro-este de la nación antillana pueden asumir acciones de reparación capital de locomotoras, cuentan con una plantilla de 327 obreros, de ellos, unos 123 directos a la producción.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar