0501-desfile-pinar4.jpg

Pinar del Río, 1 may (ACN) En una nueva demostración de unidad más de 380 mil pinareños celebraron el Día Internacional de los Trabajadores, devenido oportunidad para rechazar la activación del título III de la Ley Helms-Burton, política del gobierno de Estados Unidos considerada una amenaza a la soberanía de Cuba.

Para el joven artista Yasmani González Hernández, vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz, se trata de un intento absurdo de frustrar todo lo construido por el pueblo en 60 años de Revolución.

Las propiedades nacionalizadas pertenecen hoy a Cuba y a su gente, pues muchas de ellas son en la actualidad centros educativos y de salud que responden a los intereses de los nacidos aquí, aseveró en declaraciones a la ACN luego de desfilar este Primero de Mayo.

0501-desfile-pinar2.jpg

Reclamar lo que nos pertenece es una ofensa y debemos unirnos aún más para combatir las ideas injerencistas del mayor imperio del mundo, precisó.

Y es que la Ley traspasa los límites e intenta dañar, incluso, a terceros países con la luz verde a los ciudadanos norteamericanos de demandar a quienes negocien con propiedades nacionalizadas tras el triunfo revolucionario del primero de enero de 1959.

Representantes de todos los sectores de la sociedad acudieron a la arteria principal de la ciudad vueltabajera porque quisieron decir NO a una legislación que no tiene cabida en la nación.

Aldo Sixto Díaz, especialista de segundo grado en Cirugía del hospital León Cuervo Rubio, apuntó que la mayor de las Antillas nunca se doblegará ante las amenazas pues nadie “nos quitará nada”.

No tenemos miedo, estamos acostumbrados a las presiones de Estados Unidos, sobre todo con el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace seis décadas al pueblo trabajador que lucha por avanzar cada día, remarcó el también profesor consultante de la Universidad de Ciencias Médicas Ernesto Che Guevara, del occidental territorio.

Es un absurdo total que quieran apoderarse de nuestras propiedades e intenten perjudicar a los países que comercien con lo nacionalizado; y esta marcha deviene demostración del repudio categórico de los cubanos a la Helms-Burton, indicó Ernesto Fariñas Ríos, trabajador de la construcción.

Ese apartado de la Helms-Burton considera en plenitud de derechos de reclamar propiedades, incluso a quienes en el momento de las nacionalizaciones o expropiaciones no eran ciudadanos estadounidenses.

Aprobada en 1996, la Ley Helms- Burton consta de cuatro títulos marcados por su extraterritorialidad e intromisión en los asuntos internos de Cuba, toda vez que plantea el fortalecimiento internacionalmente de la aplicación del bloqueo y la instauración de una especie de transición política en el país, entre otros temas.

0501-desfile-pinar5.jpg

Artículos Relacionados

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar