ley-helms-burton


La Habana, 17 abr (ACN) El gobierno cubano rechazó este miércoles el anuncio del Departamento de Estado norteamericano de activar el título III de la ley Helms-Burton, que permite el establecimiento de demandas contra empresas extranjeras que gestionan bienes nacionalizados por la Revolución.

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, manifestó a través de Twitter su rechazo enérgico al anuncio del Secretario de Estado Mike Pompeo de activar el Título III de la Ley Helms-Burton, y calificó esta acción como un ataque al Derecho Internacional y a la soberanía de #Cuba y de terceros Estados. Agresiva escalada de #EEUU contra #Cuba fracasará. Como en Girón, venceremos.

Durante más de dos décadas sucesivas administraciones norteamericanas habían suspendido la aplicación de este título, entre otras razones por la presión de las naciones como Canadá y las que integran la Unión Europea, este último bloque ha anunciado que utilizarán todos los medios a su disposición, incluso en cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses, incluyendo una demanda ante la Organización mundial del Comercio.

El título III está considerado por expertos como contraproducente en el Derecho Internacional toda vez que tiene un marcado carácter extraterritorial al afectar interese legítimos de terceros e incluso ampara a los estadounidenses que tengan demandas certificadas contra Cuba, aunque no fuesen ciudadanos norteamericanos en el momento de la nacionalización.

El anuncio de la aplicación del título III de la Helms-Burton es el resultado de una serie de anuncios realizados por la actual administración de Donald Trump la cual anunció en enero que solo prolongaría la suspensión por 45 días, y en marzo hizo lo mismo por un plazo de 30, pero en ese caso dijo que a partir del 19 de ese mes permitiría la presentación de demandas judiciales contra más de 200 empresas cubanas incluidas en una lista unilateral de sanciones.

Esta posibilidad se incorpora al incremento sostenible de la agresividad de Estados Unidos hacia Cuba, llevando las relaciones a un nivel de deterioro como nunca antes. Entre las acciones más cercanas se encuentra la ruptura de un acuerdo de las Grandes Ligas con la Federación Cubana de Béisbol y las sanciones contra barcos que transportan crudo venezolano con destino a Cuba.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar