All for Joomla The Word of Web Design

Pacifistas japoneses felicitan a Cuba por votación en Naciones Unidas

Yoshioka Tatsuya, fundador y director del Barco por la Paz, organización no gubernamental internacional, con sede en Japón. Foto: Karoly Emerson/ICAP

La Habana, 26 oct (ACN) Yoshioka Tatsuya, fundador y director del Barco por la Paz, organización no gubernamental internacional, con sede en Japón, que arribó hoy a esta capital, felicitó a Cuba por la votación obtenida en Naciones Unidas contra el bloqueo de Estados Unidos por más de medio siglo.

En un encuentro en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), en el cual participaron siete hibakushas, sobrevivientes de los bombardeos atómicos de 1945 a Hiroshima y Nagasaki y dos comunicadores por la paz de Japón, Tatsuya expresó su satisfacción por estar en la nación antillana e intercambiar con profesores y estudiantes de varias latitudes.

Asimismo admiró el proyecto ELAM, fundado por el Líder de la Revolución cubana Fidel Castro, el 15 de noviembre de 1999 y en sus 12 graduaciones ha formado a más de 27 mil médicos de casi un centenar de países.

Llevamos 33 años promocionando la paz y visitando varios lugares; y estoy muy orgulloso de compartir con ustedes y de luchar por la paz del mundo, remarcó el pacifista japonés.

Las armas nucleares nos amenazan siempre y de una vez pueden matar a mucha gente, subrayó Tatsuya, ante los  jóvenes de diversas latitudes que se forman en la ELAM a quienes dijo: “Ustedes son misioneros y mensajeros de la paz, la solidaridad de los pueblos salvará al mundo.

Kenia Serrano, Presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) agradeció al Movimiento Mundial de Solidaridad con Cuba, por su constante apoyo y las disímiles iniciativas desarrolladas como parte de la Jornada Tenemos Memoria. Solidaridad contra el bloqueo. 

Cuando Fidel inauguró este centro lo hizo pensando en días como este, donde contribuyamos a hacer crecer la conciencia de que lo que el mundo necesita no son soldados, sino médicos, no son armas nucleares para destruir vidas, sino acciones preventivas, educativas, comunicativas y humanas, para producir los conocimientos, los alimentos, los medicamentos que preservarán la vida en este planeta, acotó.

Fukahori Johji rememoró el horrendo crimen cuando tenía 14 años de edad y a pesar de que  no resultó herido, su madre y dos de sus hermanos y hermanas menores que estaban a 600 metros del hipocentro, murieron.

En nombre de los jóvenes que actualmente se forman en esa institución, Prestige Kelly,  presidente del comité ejecutivo estudiantil de la ELAM exclamó: No al uso de las armas nucleares en el mundo entero.

Durante el intercambio los visitantes expusieron el video “Luz de la Esperanza”, en el cual se recogen pasajes y testimonios de sobrevivientes de ese bombardeo atómico que dejó miles de muertos y heridos.

Los hibakushas entregaron al doctor Antonio López, rector de la ELAM un obsequio consistente en un juego de afiches sobre la historia de aquellos terribles bombardeos y sus secuelas, así como también una toalla japonesa de Nagasaki y mensajes de alcaldes de las dos ciudades afectadas por ese horrendo crimen, hace 71 años.

También a Kenia Serrano obsequiaron el abanico con dibujos de mensajes por la paz.

El Barco de la Paz (Peace Boat) y sus casi mil participantes–la mayoría japoneses- recibieron este miércoles una cálida bienvenida en la terminal de cruceros habanera, donde los visitantes, junto a niños y jóvenes cubanos, bailaron y cantaron en una coreografía contra el bloqueo (flasmob) y manifestaron su alegría por la nueva visita, la número 16 a Cuba, de este proyecto pacifista con sede en Japón.

Yoshioka Tatsuya, fundador y director de Peace Boat, explicó que la organización siempre ha trabajado por la paz, la sostenibilidad del mundo y la amistad con el pueblo cubano, y se pronunció en contra del bloqueo, al cual calificó de inhumano.

Artículos relacionados:

En Cuba pacifistas japoneses reciben cálida bienvenida (+Fotos)

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar