0-10-mesa-redonda-marino-1.jpg

La Habana, 10 feb (ACN) Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, destacó hoy el saldo positivo de la tarea Ordenamiento Monetario a un mes y 10 días de su aplicación, durante su intervención en el espacio Mesa Redonda.

El jefe de la Comisión para la Implementación de los Lineamientos significó entre los resultados alentadores alcanzados en este período los intercambios sostenidos por el Gobierno central en todas las provincias y en el Municipio Especial de Isla de la Juventud, y la eliminación de la sobrevaluación del peso frente al dólar sobre todo el impacto en el presupuesto.

También se refirió al trabajo por desterrar deformaciones que limitaban el desarrollo de la economía cubana, con acciones concretas como la determinación de un solo tipo de cambio, la transformación de los ingresos y la eliminación del CUC (ya se ha recogido más del 50 por ciento de los 600 a 700 millones que se deben retirar de la circulación, a razón de unos 12 millones de pesos convertibles diarios), así como de subsidios y gratuidades.

Varios son los elementos manifestados en enero que ratifican la necesidad de emprender la implementación del ordenamiento, dijo Murillo Jorge al mencionar entre otros la reforma salarial, la cual ha ordenado y transformado cuantiosos ingresos.

Comentó además, que se esperaba que la mayor de las cuentas de ahorro en CUC pasaran a dólar en el sistema de depósito y ha ocurrido una favorable corrida de los saldos a favor del peso cubano.

Especificó que el subsidio al consumo continúa en el orden de los 30 mil millones de pesos porque la sociedad y las personas no estaban preparadas para asumir esta decisión, y por eso se mantuvieron más de 18 mil millones de subsidios a la electricidad, así como la alimentación de los niños y la atención a grupos vulnerables, dado que la tarea Ordenamiento defiende y respeta el enfoque social y la justeza de la Revolución Cubana.

Destacó que estos avances adquieren un matiz diferente al lograrse en un contexto económico complejo, marcado por los efectos de la pandemia, una profunda crisis económica internacional, limitación en el ingreso de divisas al país y el recrudecimiento de la política del bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba, precisó.

Explicó que fue necesario realizar importantes ajustes para mantener los equilibrios macroeconómicos asociados al contexto, a partir de una insuficiencia de 20 millones de pesos cubanos en el fondo salarial, para asumir la implementación del ordenamiento (el anterior a este proceso era de 28 mil 300 millones de pesos) y se necesitaban alrededor de 160 mil millones.

La oferta en el mercado interno también atraviesa un déficit asociado al incremento de los costos para las formas de gestión no estatal y otro tanto en el presupuesto, lo cual implica ciertos inflacionarios, subrayó.

Asimismo, Marino Murillo comentó cuestiones que influyeron en el entorpecimiento de la aplicación del reajuste integral de la economía nacional durante este primer mes, y mencionó la falta de iniciativa y previsión ante los posibles problemas que fue necesario rectificar sobre la marcha, cuando existían condiciones para preverlos.

El incremento de los precios mayoristas, sobre todo en la industria alimentaria y su repercusión inmediata en los precios del comercio y la gastronomía, se atacó cuando llegaron quejas de la población, expuso.

Como otro de los asuntos que representaron desafíos durante este tiempo, se refirió a errores deprocedimientos y malinterpretaciones de las normas establecidas,  por lo cual fue necesario retomar las explicaciones y capacitaciones en todos los escenarios, pues –ratificó–este es un proceso completamente transversal a toda la sociedad.

Enfatizó en que persisten opiniones desfavorables en la población, por personas que se sienten en una posición menos ventajosa que antes de los reajustes, y aseguró que a partir de las necesarias correcciones todo se perfeccionará pues la premisa sigue siendo no dejar a nadie desamparado.

Hasta este momento se revisan un grupo de decisiones, referidas sobre todo a la política de precios; por ejemplo, los de acopios de las producciones agropecuarias y el salario de determinados sectores.

Mencionó que se centralizaron los precios de alrededor de 30 productos agropecuarios, mientras el resto se descentralizó a nivel de grupos empresariales conciliado con gobiernos provinciales, lo cual marcha sin grandes contratiempos, afirmó.

Artículos relacionados:

Informan sobre nuevas reducciones a la tarifa del Peaje de Varadero

Aclaran dudas de la población sobre tarifas aduaneras de mercancías importadas

Vuelven a su precio de antes del Ordenamiento 37 medicamentos

Comentarios   

0 #3 Dagoberto Morejón 10-02-2021 23:52
Se debe revisar los regímenes especiales de las pensiones de las FAR y el MININT. Le dimos nuestra vida por mas de medio siglo de servicio 24 horas sin dias ni horarios. Cumplieron misiones arriesgando su vida. No es justo sin menospreciar el esfuerzo de otros sectores que nos igualen en ese sentido. Lo dimos todo ayer y es justo un desestres al final de nuestras vidas. No satisface la canasta de bienes y servicios.
Citar
0 #2 Dagoberto Morejón 10-02-2021 23:40
Quiero referirme en esta ocasión al combustible doméstico que se debe revisar. De $7.00 a $180.00 Cuando se subió liberado a $110.00 ya era demasiado caro sólo dos veces al año tenía la de $7.00 por la revolución energética de hace 10 años. Todos esos equipos caducaron y no se pueden arreglar. Todos los meses $180 en gas que me queda para otras necesidades de la canasta de referencia.? Peor que antes.
Citar
0 #1 Dagoberto Morejón 10-02-2021 23:29
Como se ha explicado hay que revisar todo lo que haya que revisar de la tarea ordenamiento por lo compleja que es y precisamente de las reflexiones del pueblo es que se realiza esta revisión hasta donde sea posible. Hoy se dieron los primeros pasos con los medicamentos , el trasporte y el combustible en alguna esfera. Quiero detenerme primeramente lo relacionado al transporte urbano. Aumento 4 veces de una tarifa de 0.40 centavos a $2.00 . La población estuvo años pagando $1.00 porque existía en los ómnibus un cartel que decía que no se daba el vuelto del pasaje aunque costara 0.40 centavos. La gente se adapto a que todo el trasporte urbano, refuerzos, transporte de trabajadores y cuanto ómnibus parara para recoger costará un peso. Con el ordenamiento duplicaron ese precio no duplicaron el precio de 0.40 centavos y podían redondearlo a $1.00. Es un grano más que suma a la opinión que quedamos peor parado que antes.
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar