0116-ordenamiento-artemisa.jpg

Artemisa, 16 ene (ACN) Como parte de la Tarea Ordenamiento, puesta en práctica en Cuba a partir de este primero de enero, se comercializan en Artemisa los productos agropecuarios a nuevos precios, un proceso que requiere adecuaciones y control para satisfacer a todos los involucrados.

Yiset Pérez, directora de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Granja Urbana de Güira de Melena, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que en los primeros días de 2021 se constató reticencia de la población frente a los nuevos precios, pero tras mantener un abastecimiento constante de productos con calidad se aprecia mayor aceptación.

Para ello, dijo, fue esencial el establecimiento de montos topes de compra y venta para cultivos de primera calidad por las autoridades del país y la autonomía otorgada a las empresas para acordar menores cuantías, de ser de calidad inferior.

Esto permite comercializar la totalidad de las mercancías, evitar las pérdidas y que los productores adquieran remuneraciones acordes a las características de las cosechas y su esfuerzo, puntualizó.

La aceptación de estos ajustes monetarios también depende de la presentación del producto, pues no se vende igual a tres pesos un boniato lleno de tierra que uno limpio, como se ofrece en el Mercado Agropecuario Estatal (MAE) de la localidad; ante la subida de los precios las personas esperan también un mejor servicio, que justifique el alza del importe, señaló Biurmis Freiria Rivera, administradora de la entidad.

0116-ordenamiento-artemisa2.jpg

Con el objetivo de que el pueblo entienda este proceso, recalcó, también ha sido vital la explicación oportuna de cómo los nuevos valores responden además a la subida del coste de los insumos utilizados durante la siembra y el cultivo, los cuales también aumentaron sus cuotas.

Es necesario el control de los costes, para evitar su aumento injustificado y, para ello, funcionan comisiones de inspección que realizan visitas sistemáticas a todas las instalaciones dedicadas a la comercialización de estos bienes, para verificar el cumplimiento de las disposiciones, declaró María Mabel Sánchez Martínez, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular en la localidad.

Paralelamente, añadió, se implementan otras alternativas, como el establecimiento de volúmenes máximos de venta para evitar el acaparamiento y proveer alimentos a la mayor parte de la población a precios razonables, medida implementada en el MAE, los puntos de venta de la UEB Granja Urbana y las cooperativas agropecuarias.

Natalia Noa Gonostiza, residente en el municipio, reconoció que actualmente se nota la sistematización y seriedad conferida a este proceso, lo cual permite que el salario esté acorde a las necesidades de compra de estos productos, al tiempo que remarcó la necesidad de la constancia en esta labor.

Agradeció, además, la descentralización de la distribución de alimentos de gran demanda como tomate, boniato, yuca, lechuga, col y zanahoria, entre otros, en varios puntos de venta, lo cual contribuye a acortar las esperas en las colas y evitar las aglomeraciones, un mecanismo que debe mantenerse independientemente del azote de la COVID-19.

0116-ordenamiento-artemisa1.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar