Cuba Agencia Cubana de Noticias botones.jpg (6140 bytes)
                    
Salud
Cultura
b-ecologia.gif (684 bytes)
Ciencia
Deportes
Economía
Efemérides
Curiosidades
Mujer
Especial

Fidel Castro

 

Artículos 
Mensaje al pueblo y su repercusión

José Martí

Pensamiento

Literatura

Más sobre el terrorista Luis Posada Carriless


Agencia Bolivariana de Noticias
Agencia Bolivariana de Noticias

aplogo_ain.gif (3658 bytes)

telam.jpg (7743 bytes)

may11333logovietnam05.jpg (2297 bytes)
 

 

 

 

Madrastras malas y buenas

El poeta Pablo Neruda tenía un concepto particular de las madrastrasDicen los psicólogos que niñas y niños tienen tendencia a rechazar a la madrastra o al padrastro por lealtad a sus verdaderos progenitores. Aunque lo hagan de forma inconsciente, tal parece que desde adentro, sale un ‘’bichito’’ natural, genético, -quien sabe-, que impulsa esta conducta.

Hasta dónde ese impulso es real y hasta qué punto está influenciado por los adultos, es cosa de ponerse a pensar, pero ese es tema para los estudiosos de la mente humana.

Sí está claro que a las mujeres nos han satanizado desde mucho antes de las feroces cacerías de brujas. No solamente por las leyes humanas, también la literatura se ha encargado de dejarlo para la posteridad y nosotras quedamos muy mal paradas.

Una buena parte de los cuentos infantiles más famosos, tiene su bruja mala,

- bastante fea por cierto-, pero por lo general, cuando se trata de un brujo, o un mago, lo pintan inteligente, poderosísimo o buena gente, como el Mago de Oz que puede hasta dar regalos.

Las pobres Blancanieves y Cenicienta tuvieron que luchar duro contra sus malvadas brujas o madrastras.

Los alemanes Jacob (1785) y Wilhelm (1786), conocidos como los hermanos Grim nos legaron otra historia infantil donde los también hermanitos Hansel y Gretel se tienen que enfrentar con un padre dominado por la miseria y por una espantosa madrastra que hace todo lo posible por deshacerse de los niños.

Tampoco vamos a ser tajantes, los Grim escribieron su cuento con la mejor voluntad y posiblemente, cuando niños, ellos también escucharon relatos infantiles truculentos.

Menos mal que muchos escritores, que en sus vidas tuvieron padrastro o madrastra, dejaron historias diferentes y también hermosos recuerdos de esas nobles personas que asumieron con amor los hijos ajenos como propios. Menos mal que existió Neruda.

A los dos meses y dos días de haber nacido Neftalí Ricardo Reyes Basoalto- quien luego quiso llamarse Pablo Neruda- murió su madre de tuberculosis. Su padre, José del Carmen, conoció entonces a Trinidad Candia Marverde, quien se convertiría en la madrastra del futuro poeta.

Nadie y menos él, dudan que Trinidad fue su ángel tutelar, y eso, que –parece- era incluso analfabeta, pero estaba llena de amor.

‘’Era una señora vestida de negro, delgada y pensativa", dice Neruda en sus memorias de Isla Negra y la describe: "diligente y dulce, tenía sentido de humor campesino, una bondad activa e infatigable".

Los padrastros malos y las madrastras malas existen, nadie lo duda, pero hubo y hay otras, que como la que tuvo el Poeta, lograron obtener del corazón de sus hijastros el titulo que con tanto cariño le dio Neruda: mamadre.

 

División de la Agencia de Información Nacional (AIN) Fundada el 21 de mayo de 1974 Calle 23 No. 358  esquina a "J" Vedado. La Habana, Cuba
Director General: Esteban Ramírez Alonso Editora-Jefa: Iliana García, Realización: Elio Delgado, Arístides Sotonavarro, Margarita Carmona, Evelyn García y Odalys Moreno